Carillas dentales, ¿resina o cerámica?

  • Siguiente Caso
  • Caso Anterior
sonrisa-carillas

Las carillas dentales son finas láminas de resina o cerámica que se colocan sobre los dientes en odontología reconstructiva o cosmética para mejorar visiblemente la sonrisa y cubrir imperfecciones. Sin embargo, esta práctica se ha ido mejorando con los años por desgaste dental, salud e innovación de materiales. Hoy queremos hablarte un poco sobre los materiales disponibles en el mercado y sus ventajas y desventajas:

Carillas de resina:

Se denominan así porque se utilizan materiales de su mismo nombre (que tienen naturaleza plástica) con los cuales se hacen las restauraciones del mismo color del diente; Se confecciona directamente en la boca del paciente y son una excelente opción porque, el diente natural, no necesita nada de desgaste.

El mantenimiento de éstas carillas se debe hacer cada 6 meses para proyectar la textura de la carillas que tiende a perderse y pulir las mismas para que mantengan su brillo y no se deterioren.

Este tipo de carillas tiene una duración de aproximadamente 5 años de los cuales puede durar mucho mas (hasta 8 años), teniendo en cuenta el cuidado y los mantenimientos que tenga el paciente.

Se recomienda este material por su alta durabilidad y buena estética. Y ya que con ellas, cumplirás con todas las funciones masticatorias y su costo es aceptable.

La desventaja de la resina es que pueden aparecer fracturas o fisuras con el paso de los años.

Carillas de Porcelana:

La cerámica tiene una naturaleza vitrea (vidrio) y cristalina y es un material mucho más laborioso para la reconstrución y que por ende, nos brinda mejores ajustes, nivel de detalle y posee mayor durabilidad con relación a la resina.

Sus propiedades de absorber agua son prácticamente nulas y no se corroen por lo que la duración de las mismas es de aproximadamente 15 años aunque pueden durar mucho mas tiempo manteniendo el mismo color y textura sin un deterioro visible. Para este tipo de carillas necesitamos una pequeña preparación del diente casi del 5% de desgate para poder adherir la carilla.

Este material también te permite cumplir con tus funciones masticatorias y te dará mucha seguridad. El punto negativo de la cerámica es que su coste es más elevado, pero merece la pena y tus finanzas te lo agradecerán.

 

Compartir este artìculo

Acerca de el Autor

Comentarios

No hay más comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Siguiente Caso
  • Caso Anterior